Comunicación política en tiempos de pandemia (II): La sobreexposición de los técnicos

La decisión del Gobierno español de promulgar el Estado de alarma en el mes de marzo del 2020 tenía como finalidad obstaculizar el avance de la pandemia generada por la Covid19. Está situación anómala ha generado en la ciudadanía española grandes cambios, al igual que en la comunicación política. Justo un año después, repasamos algunas claves de las estrategias de comunicación de instituciones y ciudadanía.

La sobreexposición de los técnicos

En el ámbito de la comunicación política, los perfiles técnicos se han convertido en el aspecto central durante los meses de pandemia: sanitarios, policía, cuerpos militares… Ruedas de prensa diaria en las que informaban de cada detalle relevante.

Dada una emergencia sanitaria, exponer a técnicos y profesionales sanitarios para informar a la población es un acierto ya que su perfil transmite confianza y certidumbre sobre las recomendaciones y datos publicados. Sin embargo, tiene la desventaja de que la falta de experiencia ante medios de comunicación o en labores de portavocía puede dar lugar a errores y fallos de comunicación. Por otra parte, sí que existe cierta confusión por el exceso del número de portavoces informantes de la pandemia en España; han dado ruedas de prensa tanto jefes militares, como agentes de las fuerzas de seguridad, sanitarios, técnicos expertos, ministros y el presidente del gobierno.

Entre ellos destaca el papel de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias, el epidemiólogo que se ha convertido en la “portada” de la comunicación sobre el coronavirus y, por consecuente, en una diana tanto de críticas como de alabanzas -hasta tal punto que algunas marcas producen merchandising con la cara del director del CCAE-.

Generalmente, el hecho de dejar en manos de los expertos las ruedas de prensa informativas sobre la situación de la covid ayuda a despolitizar este tipo de crisis. Sin embargo, en un país con una división política tan estricta como España se ha producido el efecto contrario. El director de la OMS, Tedros Adhanom, señala que «donde ha habido división política a nivel nacional, donde ha habido una flagrante falta de respeto por la ciencia y los profesionales de la salud, se ha extendido la confusión y han aumentado los casos y muertes de Covid-19».

Si bien es cierto que las ruedas de prensa y la misma gestión carecían de concreción y transparencia, en las comparecencias el presidente y los distintos portavoces siempre instaban a un consenso político y a la cooperación entre todas las fuerzas para gestionar y superar esta crisis. Aunque los partidos de oposición no han estado por la labor y sus pronunciaciones han ubicado las críticas a la gestión como elemento principal. Finalmente, cabe señalar que debido a esta sobreexposición de los políticos y técnicos, más de uno nos ha deleitado con alguna que otra joya.

Otros artículos en esta serie:

Autores/as

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *