Comunicación política en tiempos de pandemia (I): Relato de una crisis

La decisión del Gobierno español de promulgar el Estado de alarma en el mes de marzo del 2020 tenía como finalidad obstaculizar el avance de la pandemia generada por la Covid19. Está situación anómala ha generado en la ciudadanía española grandes cambios, al igual que en la comunicación política. Justo un año después, repasamos algunas claves de las estrategias de comunicación de instituciones y ciudadanía.

Cronología del relato de una crisis

El sábado 14 de marzo de 2020 comparecía Pedro Sánchez para decretar el estado de alarma con el objetivo de frenar la expansión de la Covid-19. La decisión fue repentina pero los ciudadanos la acogieron bien probablemente por el miedo que suscitaba el desconocido virus. Tres días después, el ministerio de Sanidad publicaba la primera campaña de la pandemia bajo el lema “Si te proteges tú, proteges a los demás #EsteVirusLoParamosUnidos”. Durante el primer mes de confinamiento tuvimos que adaptarnos al teletrabajo, reuniones por zoom, clases escolares y académicas online y, sobretodo, a quedarnos en casa.

Fue el primer movimiento del Gobierno para generar un relato épico que aglutinara apoyo político y social, así como insuflar motivación en la población. El clásico efecto rally around the flag, aprovechar un momento de crisis y convulsión para que todo el espectro político cierre filas en torno al líder.

El 3 de abril el gobierno lanza la secuela del primer lema con el eslogan “Un día más, es un día menos #EsteVirusLoParamosUnidos”. Aunque resulte poco tiempo, los ciudadanos conseguimos habituarnos al estar encerrados y dejar atrás el ritmo de vida frenético que siempre llevábamos. Las imágenes del spot del ministerio de Sanidad transmitían resistencia y la solidaridad y positividad de todos.

Dos meses después, la primera curva comenzó a doblegarse y se puso fin al confinamiento y comienzo a “la nueva normalidad”. Las salidas se dividían por zonas horarias y edades y se implantó el toque de queda. El gobierno lanzó la campaña #SalimosMásFuertes, centrada en el agradecimiento a la ciudadanía por estos tres últimos meses.

Durante el mes de junio el Ministerio de Sanidad siguió la estrategia de concienciación #NoLoTiresPorLaBorda publicada por distintos spots, sobre todo dirigidos a que los jóvenes sigan las medidas, además de distintas recomendaciones sobre limpieza y cómo actuar si estamos contagiados.

En cuestión de dos meses tras el confinamiento, la curva comenzó a subir y en septiembre el gobierno tuvo que dar un giro en su comunicación. Aquellas que se habían caracterizado en un principio por la esperanza, el positivismo y la resistencia, ahora utilizaban un mensaje directo e impactante que alertaba del peligro de no seguir las recomendaciones: #EstoNoEsUnJuego.

La segunda curva de contagios y muertes seguía subiendo sin llegar a su pico máximo y con el fin del verano se establecieron confinamientos perimetrales muy estrictos para intentar frenarla. Ésta se consiguió resentir hasta que la tercera ola llegó con la Navidad y aún más fuerte que las anteriores. La campaña política que utilizó el gobierno central se enfocó en la vacunación contra la gripe y el cuarto eslogan #ElMejorRegaloEsCuidarnos prioriza las recomendaciones sobre medidas de seguridad en las reuniones familiares y para las compras. Cabe destacar también la campaña que hizo la comunidad de Madrid, mucho más represiva y dura que la que se hizo en julio, con lemas como “si vas de fiesta, la próxima estación puede ser el tanatorio”, “esta ronda de chupitos tumba a tu abuelo” o “la primera en caer si sales de fiesta es tu mejor amiga”.

Actualmente, desde diciembre de 2020, la vacunación contra la Covid-19 es el tema primordial de la comunicación del gobierno central. Éste ha intentado generar un relato de lucha épica contra un enemigo común, como forma de buscar apoyos políticos y sociales y motivar a la población. Como muestra de ello, hemos descrito anteriormente las sucesivas campañas políticas que no consiguieron funcionar al cien por cien. Así se desprende de los datos publicados en el CIS, que reflejan una notable caída en la confianza y en la elección de Pedro Sánchez como presidente del gobierno.

Datos CIS sobre el grado de confianza en el presidente del gobierno
Datos CIS sobre el líder preferido como presidente del gobierno

Funerales de Estado

Otro tema de gran importancia a destacar es el carácter comunicativo que poseen los funerales de estado, sirviendo como elemento de concienciación para la población. Tras cada una de estas campañas se hallaban miles de personas fallecidas por la pandemia, y este acto serviría de consuelo para muchas familias, que de esta forma sentirían el aliento del gobierno y técnicos encargados de velar por la seguridad y el bienestar de cada ciudadano.

En las siguientes imágenes podemos ver cómo esos lugares que siempre hemos recordado abarrotados han llegado a estar desérticos, unas ilustraciones que dejan petrificado a cualquiera.

Papa Francisco en la Plaza de San Pedro totalmente vacía
Papa Francisco en la Plaza de San Pedro totalmente vacía. Fotografía de @y_nardi.
Congreso de los Diputados semivacío
Congreso de los Diputados semivacío. Fotografía de @EFEnoticias publicada por @MireiaCastello.

Autores/as

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *