5 cosas que podemos aprender de comunicación política del vestido de Alexandria Ocasio Cortez en la MET Gala

Cuando un líder político hace una aparición pública todo comunica, incluida su vestimenta. Esto lo sabe bien Alexandria Ocasio-Cortez, representante del Partido Demócrata por Nueva York en la Cámara de Estados Unidos. Como invitada a la glamourosa Met Gala 2021 mostró un vestido donde podía leerse el eslogan político Tax The Rich. El vestido diseñado por Brother Vellies ha servido para una poderosa acción de comunicación política. ¿Qué podemos aprender?

1. Anticípate y sienta el marco

La propia Ocasio Cortez ha mostrado su vestido en sus redes sociales anticipándose a las reacciones de la audiencia. Esto le permite sentar su propio relato y marco discursivo: no solo llevar el vestido, sino la elección de la propia diseñadora Aurora James es un acto político: “Una diseñadora negra, inmigrante y centrada en la sostenibilidad” que comenzó su carrera en un mercado de Brooklyn.

Raza, migración, sostenibilidad, de barrio. Varios temas coherentes con el discurso político de Ocasio y que se anticipan a las posibles críticas por ir una líder progresista a una gala llena de millonarios con un vestido que cuesta una fortuna.

2. Cuida los detalles

El primer tiro es importante, pero no el único. Durante el desarrollo del evento puedes seguir generando materiales de comunicación para tus públicos de interés, segmentando en función de tus objetivos.

Un ejemplo es cómo la cuenta AOC en Español, que permite a la comunidad hispana seguir la actividad de la congresista en castellano, tuiteó imágenes de Ocasio especialmente dirigidas a la comunidad puertorriqueña: “¡Pe Erre en la casa! Representando con una flor de maga.” Este pequeño ejemplar de thespesia grandiflora es un detalle que llevaba preparado en como adorno en el pelo, pero que luego le ha permitido generar contenido hiper segmentado para su comunidad de interés.

3. Desbordamiento

La integración de la estrategia de redes sociales en la de prensa (de la que ya se encargan los medios acreditados en la gala) permite que la audiencia comparta las fotos tanto de Ocasio-Cortez como de la diseñadora y muchas otras. El eslogan #TaxTheRich ya es un hashtag donde muchas personas han compartido sus propios contenidos como muestra de simpatía hacia tu causa… y tu persona.

4. Polariza

En un país donde los impuestos aún se consideran un tabú o un peligro por ciertos sectores, la consigna “Tax The Rich” (“Poned impuestos a los ricos”) puede parecer enormemente radical… pero de hecho ha movilizado tanto a sectores de la derecha libertaria como a grupos de la izquierda radical. Esto significa que ha polarizado a su alrededor tanto a aquellas personas que parten del marco discursivo de que los impuestos son un robo (“taxation is theft”) como a quienes creen que es un discurso moderado y reivindican el viejo eslogan “eat the rich” (“cómete a los ricos”).

Convertirte en el centro de críticas de un lado y de otro es arriesgado. Sin embargo, si tu objetivo de comunicación es posicionar un tema en agenda o adquirir notoriedad, lograr que la polarización gire en torno a ti es una buena estrategia.

5. Si tienes un altavoz, úsalo

En España estamos acostumbrados a que en ciertos eventos mediáticos -como la Gala de los Goya- los discursos y reivindicaciones políticas a veces no están bien vistas. Lo cierto es que si te invitan por ser una líder política se espera de ti que hagas lo propio (en el caso de los Goya, sin quitar protagonismo a los profesionales de la cultura, por favor).

En el caso que nos ocupa, la temática de esta gala era un homenaje a la historia norteamericana: In America: A Lexicon of Fashion (En EEUU: un glosario de la moda). La prueba de ello es que muchas otras participantes en el evento han aprovechado la visibilidad para llevar sus reivindicaciones:

  • La también congresista Carolyn B. Maloney apareció con un vestido inspirado en el movimiento sufragista y la lucha de las feministas de principios del S. XX por el derecho al voto (en EEUU se logró en 1920 con la aprobación de la decimonovena enmienda).
  • La modelo Cara Delevigne llevó nada menos que un chaleco antibalas de color blanco con la frase feminista “Peg the Patriarchy”.
  • La futbolista Megan Rapinoe llevaba un traje similar al clásico atuendo del Tío Sam pero con un bolso con la frase “In Gay We Trust”, cambiando el lema de los billetes de dólar “In God We Trust”.

En definitiva, hay ocasiones en las que el partido se gana en la cancha y otras a las que hay que ir con el trabajo hecho. Esta es una de las segundas ocasiones.

Autor/a

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *